INSPIRADORAS: Casa Botánica


A Javi y Fer no sólo las une el ser hermanas, si no que también, el amor que tienen hacia las plantas y el diseño, lo que las llevó a crear la hermosa marca “Casa Botánica”, donde a través de diferentes objetos y experiencias buscan lograr una reconexión con el mundo emocional que nos provocan las plantas.

Debo confesar que soy una fan de su trabajo, desde que conocí a Casa Botánica me enamoré completamente de sus creaciones y de lo que logran transmitir. Y al conocerlas, creo que amo aún más la marca! ya que ambas son mujeres muy cariñosas, detallistas, inteligentes, creativas y dedicadas. Conversar con ellas y conocer más de cerca sus motivaciones e historia, ha sido un boom de inspiración para mí, así que espero de todo corazón que la siguiente entrevista logre también el mismo efecto en ti:


¿Cómo nació Casa Botánica?


Fer: Yo llevaba ya harto tiempo trabajando como diseñadora industrial en una empresa de muebles, y estaba pasando por un momento de crisis, por varios temas personales, y tenía muchas ganas de cambiar de trabajo. Y hablé con la Javi y dijimos “hagamos algo entre las dos. Hagamos algo relacionado a las plantas”. Fue una idea que surgió así, pero no teníamos claro exactamente qué era lo que íbamos a hacer… sólo sabíamos que era algo que tenía que ver con las plantas


Javi: Yo por mi parte, había renunciado hace un tiempo a una revista donde me desempeñaba como diseñadora gráfica, ilustrando. En ese momento estaba trabajando de manera freelance, no tenía un trabajo estable o formal. Y desde muy chica siempre había querido emprender, tenía muchas ideas, pero me quedaba ahí siempre en las ideas, quizá un poco por miedo. Entonces en ese tiempo, yo había viajado recién a Argentina, donde me encontré con un libro que me inspiró mucho! es el libro de “Compañía Botánica”. Así que cuando hablamos de la idea de crear algo juntas con la Fer, le dije “¡hagamos una tienda de plantas!”. Y siento que para las dos fue algo súper bueno, fue como una especie de salvavidas tener esa idea sin forma aún. Las dos nos tomamos de ahí, porque las dos necesitábamos hacer algo por nosotras mismas, y que en el fondo reflejara lo que somos y lo que nos inspira en la vida.

Las dos siempre hemos estado rodeadas de plantas, la casa de nuestros papás, de nuestros abuelos, ahora también nuestros departamentos… siempre las plantas han sido unas compañeras y también motivo de inspiración. En ellas hay mucha belleza, y eso nos hace sentir bien a las dos.


Fer: Pero al principio no tenía forma. Sabíamos que sería algo con plantas, pero no sabíamos qué. Y justo en ese momento habían comenzado varios emprendimientos relacionados a las plantas, como Casa Monstera o Vive Vivero.


Javi: Sí, en ese tiempo comenzaron a aflorar algunos viveros boutique, y esa era un poco la idea que nosotras teníamos al principio, queríamos hacer un vivero boutique. Pero al mismo tiempo queríamos diferenciarnos, y comenzamos con la idea de hacer maceteros. De hecho hicimos varios, pero tuvimos algunos problemas con los proveedores y se hacía un poco lento el proceso de tener los productos listos.


Fer: Y estábamos en eso cuando surgió la posibilidad de participar en la feria “30 Kilates” y queríamos mucho estar ahí. Pero hasta ese momento teníamos sólo algunos maceteros y plantas, y sentíamos que hacían falta más productos.


Javi: Y la idea de esta feria, es que participen emprendedoras que hacen productos propios. Así que este fue el impulso para sentarnos a pensar y crear con un plazo. Teníamos que enviarles fotografías de los productos que llevaríamos a la feria para poder postular a participar. Teníamos un plazo de 1 ó 2 semanas para hacer esto!.

Y justo en ese momento con el Benja, mi pololo, estábamos prensando plantas para hacer tarjetas o cuadros para regalar para navidad. Él es biólogo, entonces tenía unas prensas grandes, donde pudimos prensar algunas plantas. Hicimos unos cuadros, con marcos comprados y se los mostré a la Fer y así comenzamos a investigar cómo podíamos hacer cuadros con flores y plantas prensadas, pero de una manera que se viera más estética y más nuestra.


Fer: todo fue muy loco, porque todo esto pasó en un plazo de 2 semanas! Yo aún seguía en mi antiguo trabajo, así que nos juntábamos en las tardes todos los días para ver qué podíamos hacer jajaja.


Javi: Sí! y bueno, investigando encontramos la técnica Tiffany, que es la unión de cristales a través de un material metálico, y vimos que algunas personas usaban esa técnica para hacer cuadros con flores prensadas, en otras partes del mundo. Pero no teníamos idea de cómo hacerlo. Fue un poco estresante la verdad jajajaja. Porque estábamos contra el tiempo. Investigamos harto, hicimos pruebas y realizamos un producto muy similar a lo que hacemos hoy… no tan bien terminado, pero igualmente muy lindo.


Fer: Y después se nos ocurrió hacer prensas botánicas para complementar. Y yo hice una maqueta con unos trozos de madera para probar, y nos gustó. Así que la Javi hizo unas ilustraciones, que las mandamos a hacer con plotter de corte (que es como un sticker) y se los pegamos a la madera. Todo esto para tomar la foto de los productos que llevaríamos y así poder postular a la feria. Teníamos un cuadro, una prensa, los maceteros… y la javi hizo una portada de un calendario para mostrar en la foto (era sólo la portada del calendario, no habíamos creado el interior aún jajajaj). Y nos hicimos una cuenta de Instagram (porque había que tener una cuenta de esta platafomra para la feria también!). Así que nos hicimos uno, y le pedimos a nuestra familia y amigos que nos siguieran.


Javi: jajaja suena muy ridículo ahora. Pero como las dos estudiamos en la FAU (Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile), estábamos acostumbradas al ritmo de trabajar con plazos ridículos, siempre contra el tiempo.

Así que mandamos la postulación y cuando nos aceptaron pensamos: “Genial!... pero ahora tenemos que hacer todos los productos jajajaj”. Porque teníamos una cosa de cada producto, a modo de maqueta solamente. Y ahora que recuerdo, no puedo creer que hicimos todos los productos en 1 mes jajaja. Trasnochamos mucho para lograrlo.


Fer: Y bueno, llegamos a la feria, y al principio las personas pasaban, miraban y no entendían mucho lo que hacíamos. Nos preguntaban mucho de los productos. Muchas personas no habían visto antes una prensa floral, no sabían lo que era. Y nos preguntaban mucho si las flores iban a durar dentro del cuadro. Recibimos muchísimas preguntas! prácticamente teníamos que hacer una charla cada vez que alguien nos preguntaba jajajajaj. Y pasaban las horas y no vendíamos nada! así que cuando vendimos el primer cuadro fue súper emocionante!


Javi: Y el segundo día de la feria, pasó La Busquilla y Lady Ganga, y nos recomendaron en redes sociales en sus historias. Y hasta ese momento teníamos como 100 seguidores, pero después de ese día subimos como a 800! Así que nos ayudaron mucho <3


Fer: Y ahora que ya ha pasado el tiempo, y han surgido varios otros emprendimientos también que venden prensas o cuadros con flores prensadas, hemos visto el cambio. Porque antes nos preguntaban mucho sobre qué eran nuestros productos y cómo funcionaban. Pero ahora ya hay más conocimiento y eso es súper lindo.


¿Y de dónde creen que viene ese amor por las plantas?


Fer: Desde chicas creo que estuvimos rodeadas de plantas, tanto por nuestras abuelas como por nuestra mamá. Veíamos esas “manos mágicas” que de un tallito hacían crecer una planta nueva y cómo cuidaban a sus plantas con tanto cariño. Además nuestros papás siempre nos llevaban de vacaciones al sur, donde hay mucha naturaleza y siempre íbamos a parques nacionales. Además vivíamos en Peñalolén, donde en ese momento había más naturaleza que ahora, y eso nos hacía estar más en conexión con ella. Las plantas siempre estuvieron presentes.

Yo creo que cuando salimos de la universidad y comenzamos a ser independientes, comenzamos a sentir esa necesidad de rodearnos de plantas en nuestras casas, porque era algo habitual en nuestra infancia….y luego pensamos “qué ganas de hacer que otras personas también incorporen las plantas a su vida de diferentes maneras”.


Javi: Yo personalmente siempre he sentido un amor muy grande y mucha admiración por el mundo vegetal y natural. He tomado varios cursos de ilustración botánica y siempre he estado en la búsqueda de conocer más profundamente a las plantas. No sólo su morfología, si no también sus funciones, las conexiones que tienen unas plantas con otras, los distintos ecosistemas en que viven. Y con todo esto he aprendido a valorar y observar otras plantas que antes no veía. Por ejemplo el Quillay, que es una planta nativa, yo antes la pasaba por alto… pero al mirar la flor he notado que es todo un mundo! es infinito todo lo que puedes ver ahí, entonces me encanta poder mostrar un poquito de eso, que es tan tan hermoso y sutil. Siento que es como contagiar el amor!, como para que otras personas también puedan maravillarse y sentir ese amor hacia las plantas.


¿Y cómo sienten que las personas han recibido su trabajo?


Fer: Tenemos diferentes tipos de clientes. Está el que sabe de plantas y conoce diferentes especies, y que al ver alguna planta nativa en uno de nuestros cuadros, se emociona mucho y comienza a tener como una colección de plantitas, porque cada una tiene un significado especial para ellos. Pero también está el cliente que no tiene un gran conocimiento de las especies, y aunque no sepa los nombres, al ver ciertas plantas se emocionan mucho también, porque les trae el recuerdo de sus abuelas o de alguien querido que la tenía. Y eso es súper lindo, porque trae todo un conjunto de emocionalidad, nostalgia y recuerdos.


Javi: También están las personas que compran porque encuentran hermosas algunas plantas y ven un valor estético en ellas. Y aunque no esté explícito en nuestro emprendimiento, hemos visto que se da mucho el coleccionismo. Hay personas que llenan un muro con cuadros botánicos, junto con otros cuadros que también son de plantas. Hay mucho también del romanticismo de los coleccionistas que hacían herbarios, como Darwin o Humboldt.


Fer: Y también es interesante lo que pasa con las prensas. Las personas han entendido que es una actividad que pueden hacer para aprender, que pueden hacerlo con sus hijos y que puede ser una experiencia donde puedo ir a recorrer y explorar para encontrar diferentes especies. También tiene mucho de ensayo y error, no siempre quedan bien las flores a la primera, hay que ir haciendo pruebas y practicar la paciencia o tolerar la frustración.

Y nos encanta porque compran mucho la prensa para regalar a alguien querido.


Javi: Regalar una prensa floral es regalar algo más que un objeto. Es regalar una invitación a comenzar a ver lo que hay alrededor, a empezar a identificar y valorar las plantas. Y así también ir poniendo más atención a las estaciones del año, ver cómo va cambiando el paisaje urbano. Hay muchas personas que piensan que en la ciudad no hay naturaleza… pero si te pones a mirar en verdad, está lleno en varios lados. Vivimos rodeados de naturaleza, pero no siempre lo notamos...así que esto es una pequeña invitación a observar y conectarse con lo que está pasando alrededor.


Fer: Sí, por ejemplo a mí me ha pasado trabajando en esto, que he tomado consciencia del tiempo tan corto de la floración de las plantas. Es muy efímero el momento en que florecen algunas especies.


Javi: Nosotras que ya llevamos 2 años prensando muchas plantas, nos emocionamos cuando vemos que florece el aromo terminando julio y comenzando agosto. Y sabemos que después de eso vienen los ciruelos, y después de eso viene una explosión de flores! nos llamamos para avisarnos cuando hemos visto que florece cierta planta. Y ahora en otoño por ejemplo, aparece la flor del oxalis, el trébol que está en el pasto, que es bien pequeñita y amarilla. Y eso nos hace estar conectadas no sólo con los meses del calendario humano, si no que con el tiempo de las plantas.


Fer: también está el tema que mucho de lo que hacemos es bien artesanal, conlleva un trabajo manual muy dedicado, donde ponemos todo nuestro cariño. Y aunque a veces es muy cansador, sentimos que vale la pena cuando recibimos mensajes de las personas que nos han comprado, diciéndonos que se nota el cariño y dedicación.


Es muy hermosa esa conexión con las plantas y lo manual Yo que tomé el taller de prensar flores con ustedes, recuerdo que mencionaron como parte importante de este proceso, la “recolección consciente” ¿podrían ahondar un poquito en eso?


Javi: Sí, es algo que hablamos en los talleres y también va en nuestro kit para prensar, en el folleto. Y es que si vemos una planta con muchas flores, no podemos sacarlas todas, si no que sólo algunas para no afectar tanto a la planta. Y si vemos a una planta que tiene sólo una flor, es mejor no tomarla, porque las flores son la estructura reproductiva de las plantas, no podemos dejarlas sin ellas.

También es importante no recolectar flores de parques nacionales o zonas protegidas públicas o privadas, porque la labor de estos lugares es precisamente conservar estas plantas. También es importante respetar el espacio del otro. A veces son muy tentadoras las flores del jardín de alguna persona, pero es importante respetar eso. Así que recomendamos buscar flores en lugares públicos, no tomar demasiadas, que no se vea como que “arrasaste con las flores”


Fer: Por eso mismo nosotras ofrecemos poquitos cuadros de cada planta, no tenemos mucho stock de cada especie. Detrás hay un proceso de recolección y quizá nuestro gran banco de flores es la casa de nuestros papás jajajajaj. Pero también obtenemos las flores de recorridos urbanos, donde vamos tomando de manera consciente. Vamos tomando de a poquito.


Javi: Claro, no tendría ningún sentido arrasar con todo, si lo que queremos es hacer que las personas se conecten con la naturaleza. Nosotras amamos la naturaleza y para mí, la parte de recolectar plantas sigue siendo un pasatiempo. Aunque tengo que estar constantemente haciéndolo para mi trabajo, es algo que disfruto mucho hacer. Y cada vez que hemos podido ir a la playa, al campo o al sur, llevamos nuestras prensas y recorremos para recolectar. Y es entretenido porque ves otras especies y muchas de ellas son vistas como malezas, entonces las personas las pasan por alto. Pero al ponerlas en un cuadro adquieren otro valor… las flores de por sí son hermosas en la naturaleza, pero en un marco las personas las observan de otra manera.


Claro! al final lo que ustedes hacen es conectar la naturaleza con un proceso creativo por parte de ustedes ¿Qué beneficios han podido sentir al trabajar mezclando su creatividad con la naturaleza?


Fer: Trabajar en esto nos ha ampliado el conocimiento a ambas, nos ha abierto más el mundo hacia la naturaleza, porque ahora observamos más, tenemos más conocimiento sobre las plantas y además hemos podido ir conociendo a otras personas muy secas e inspiradoras dentro de este mundo, donde se va armando una comunidad entorno al mundo vegetal.


Javi: Yo siento que siempre estoy en una búsqueda constante de conexión con la naturaleza, porque siento que me hace muy bien, me hace feliz... y no sólo me interesa tener plantas a mi alrededor, si no que divulgar el amor hacia ellas … siento que con nuestro trabajo podemos darle una mano a la naturaleza para que más personas se conecten con ella. Y en la cuarentena se vio de manera súper evidente que las personas necesitaban esa conexión, porque hubo mucho más interés en nuestro productos y las ventas subieron.

Nosotras estábamos un poco asustadas cuando comenzó todo esto, al igual que todos los emprendedores yo creo, porque nuestros productos no son de primera necesidad... pero afortunadamente hemos podido seguir haciendo esto que amamos. Así que eso nos alegra mucho, porque nos hace sentir que lo que hacemos es un aporte para las personas. No sólo hacemos cuadros que pueden ser decorativos, si no que son como un pedacito de vida enmarcado.

Y lo mismo pasa con la presa, que como dijimos antes, es una invitación a la experiencia de recolectar, reconocer y conectarse con las plantas.


¿Y cómo ha sido para ustedes trabajar juntas siendo hermanas? ¿Que han podido aprender de ustedes mismas desde que trabajan en su propio emprendimiento?


Fer: Yo creo que hemos aprendido, entre varias cosas, que el amor que nos tenemos como hermanas es más fuerte que cualquier cosa jajaja. Somos un buen equipo, pero a veces tenemos diferencias y eso se olvida al momento de compartir en familia.


Javí: Sí, y también por mi parte ha sido genial trabajar juntas, porque yo soy bien volátil, pienso mucho las ideas y me cuesta ponerme en acción. Pero la Fer es una máquina jajaja, es como una locomotora que va haciendo cosas. Si fuera por mí quizá esto ni siquiera hubiese comenzado jajaja. Y para las dos también ha sido importante aprender a manejar algunas inseguridades. Antes pensábamos mucho más todo antes de hacerlo, pero hemos aprendido a que hay que lanzarse a pesar de las inseguridades. Así como también hemos aprendido a luchar contra nuestro perfeccionismo, que es algo que las dos tenemos. Y darnos cuenta de que en realidad no es un valor ser perfeccionista, si no que es sólo miedo a hacer las cosas, porque nada nunca va a estar perfecto. Con que algo ya esté hecho, es suficientemente maravilloso.


Fer: Y otro punto importante también ha sido aprender a ser responsable de nosotras mismas, porque al emprender nadie va a hacer las cosas por ti. Es importante organizarnos y darnos el tiempo para trabajar y también el tiempo para nosotras. A mí me ha costado poner límites, porque soy muy de trabajar, trabajar y trabajar. Y no soy sólo responsable por mí, si no que también por la Javi, porque estamos juntas en esto y las dos nos sostenemos. Ha sido difícil lograr un balance entre el mundo personal y laboral.


Y para ir finalizando esta inspiradora conversación: ¿Qué significa para ustedes Casa Botánica?


Fer: Yo creo que es una forma de canalizar nuestra energía y nuestro amor, a través de un proyecto que nos hace sentido, y que logra la reconexión con la emocionalidad de las plantas. Es también nuestra forma de vivir y de ganarnos la vida.


Javi: Sí! y también es una manera de manifestar la importancia, la belleza y lo mucho que nos pueden aportar las plantas, desde la hojita más pequeñita o un musgo, hasta una bella flor. Y claro, las personas conectan con las plantas a través de nuestros productos, pero al mismo tiempo conectan con sus recuerdos y su historia de vida. Así que es un proyecto que nos acerca a la naturaleza, pero también a las personas.


Mira acá una muestra del maravilloso trabajo de Casa botánica:


Acá te dejo los links de su web y cuenta de Instagram:


web Casa Botánica

cuenta de Instagram