© Todos los derechos reservados 2018      

 contacto@franmendez.cl

La importancia de la práctica y la constancia

Estuve revisando los primeros dibujos y pruebas que comencé a hacer, cuando me di cuenta que quería dedicarme en algún momento a la ilustración. Ha sido genial poder ver la cantidad de pruebas de estilo y técnicas por las que he pasado para poder llegar a lo que soy capaz de hacer hoy, y ver lo mucho que he mejorado :)

Hice una especie de recuento visual, de algunas ilustraciones de aves (es lo que más he dibujado) que realicé al comienzo y otras que he hecho en este último tiempo. Entre la primera y la segunda foto han pasado varios años de práctica y pruebas, yo diría que entre 8 y 10 años. ¡10 años de práctica! suena a mucho tiempo, pero se siente como si fuera 1 ó 2 años…creo que es porque lo he disfrutado mucho y aún siento que tengo mucho que mejorar.

Al ver esto, me siento feliz de ver mis avances, pero también me hace valorar todo el tiempo invertido en este aprendizaje. Me hace tomar conciencia de que no hay manera de avanzar en algo si no es dedicándole tiempo, esfuerzo y ganas...algo que muchos “sabemos” pero a veces parecemos olvidar.

Como ya llevo un par de años haciendo clases, he podido notar que existe una tendencia general en las personas a querer lograr todo muy rápido, a sentir frustración cuando eso no ocurre y a pensar que con un pequeño esfuerzo es suficiente.

Algunos puede que necesiten más tiempo y otros menos tiempo para lograr algo similar, pero el punto es que es altamente difícil lograr progresar (en el ámbito que sea), si no existe práctica, constancia y esfuerzo de por medio. Ningún niño aprende a correr antes que a caminar ¿no?

Vivimos en un mundo tan rápido, donde la tecnología ha hecho que nos ahorremos un montón de tiempo en tareas que antes requerían muchísimas horas, y nuestra vida parece estar cada vez más llena de actividades y metas por cumplir. Esto hace que nos “ahorremos tiempo” en algunas cosas, pero también nos ha convertido en personas “ansiosas” con menos paciencia… y me incluyo. También siento que a veces quiero lograr rápidamente algo, cuando en realidad si me detengo a observar a las personas que me rodean y ver las historias de otros, me puedo dar cuenta que todos quienes son muy buenos en algo o tienen éxito en su quehacer, es porque han pasado por un largo camino de aprendizaje.

Por eso es lindo poder ver el propio proceso personal y darse el tiempo de observarlo con distancia, así podemos apreciar lo que hemos recorrido y lo que hemos logrado. Es una forma de darle valor al proceso y bajar la ansiedad de querer lograr todo rápido.

Y como leí por ahí “lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama” (Aristóteles).

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon